cookie
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies de conformidad con nuestra política de privacidad.
aceptar
Header ZitGuide Acnemy

Aquí encontrarás todas las respuestas, toma nota ;)

Pústulas - acné inflamatorio

Los granos más tentadores.
Se caracterizan por su punta blanca de pus y su aspecto inflamado y enrojecido.

La loción secante Dryzit es la experta en pústulas, hará el trabajo sucio y secará el grano, mejorando su aspecto en tiempo récord.

image Pústulas

Pápulas - acné inflamatorio

Son parecidos a las pústulas, comparten su aspecto inflamado y enrojecido pero no tienen punta de pus.

image Pústulas

Acné quístico - acné inflamatorio

Si has tenido alguna vez este tipo de acné seguro que te acuerdas de él por lo doloroso que es este tipo de grano. Se esconde debajo de la piel y desde allí crece dejando ver en la piel un bulto duro y enrojecido. Si no quieres que deje huella, no lo toques. Con este no se juega, ni se te ocurra apretarlo ya que podrías provocar un desastre interno con el que solo conseguirás llevarte una marca/cicatriz de regalo.

Tenemos unos parches mágicos que pueden ayudarte con este tipo de acné, échales un vistazo aquí.

image Acne quistico

Puntos negros - acné no inflamatorio

Otros muy tentadores de extraer. Son poros obstruidos de sebo y tienen un tono negro ¿Te pensabas que era suciedad? Pues no, se debe a que la obstrucción está abierta y al exponerse al aire, se oxida y se oscurece.

image Puntos Negros

Puntos blancos - acné no inflamatorio

Son poros obstruidos muy parecidos a los puntos negros, con la diferencia que la obstrucción está recubierta por una fina capa de piel evitando así su oxidación y respetando el tono blanquecino del sebo. No las confundas con las pústulas, estos son mucho más pequeñas.

image Puntos Blancos

Rolling

image Rolling

Picahielo

image Rolling

Hiperpigmentación

image Hiperpigmentación

Boxcar

image Boxcar

Estos son los tipos de cicatrices/marcas que suelen aparecer cuando hemos tenido acné. La hiperpigmentación es temporal y es la más sencilla de tratar. Son manchas oscuras, su tono puede variar entre rojos y marrones. El resto de marcas/cicatrices requieren tratamiento médico-estético.

Échale un vistazo a nuestro sérum Postzit, un experto en la materia ;)

El ciclo menstrual dura aproximadamente 28 días, y en cada uno de estos días los niveles de hormonas varían. Si dividimos el ciclo en dos fases, los cambios por los que pasa tu cuerpo en la primera mitad del ciclo están controlados de forma predominante por los estrógenos, y en la segunda influye la progesterona.
Por eso normalmente se tienen brotes entre los 7 y 10 días antes de que empiece el periodo y en la segunda mitad del ciclo, cuando los niveles de progesterona del cuerpo aumentan. Estos brotes de granos se encuentran por lo general en la zona inferior de la cara (barbilla, mejillas), la mandíbula y el cuello. Normalmente, son bultitos rojos, inflamados y elevados (pápulas) que rara vez llegan a transformarse en espinillas.
Aunque supongan un fastidio, evita la tentación de apretarlos. Sólo conseguirás empeorarlos y hacer que tarden más en desaparecer.

Es una bacteria que forma parte de la microbiota normal de la piel. Se encuentra principalmente en las partes más sebáceas donde se alimenta de los ácidos grasos secretados por las glándulas sebáceas. Su nombre deriva de su capacidad de colonizar la piel y su relación con el acné.

Nunca toques o manipules los granos por muy tentador que sea para ti. Si lo haces, te arriesgas a que esos granos dejen huella en forma de marca o cicatriz.
Cuando te aprietas una espinilla estás creando una lesión en la piel. Esto puede dañar el folículo piloso infectado y aumentar la inflamación. Debes saber que una inflamación intensa es lo que causa cicatrices de acné. También puedes propagar la infección en la piel de alrededor o causar una nueva infección con las uñas.

El maskne es el acné que aparece en la zona de la barbilla y mejillas alrededor de la boca por el uso continuo de llevar mascarilla. El constante contacto contra la piel crea micro-desgarros poniéndoselo fácil a las bacterias y a la suciedad para obstruir los poros. Además, como consecuencia del ambiente cálido y húmedo que se crea al respirar dentro de la mascarilla, se produce una acumulación mayor a la habitual de aceite (grasa), sudor y bacterias.
En este post de nuestro blog te contamos todo lo necesario sobre cómo cuidar la piel con el uso de la mascarilla.

Las cicatrices se forman cuando la capa más externa de la piel, la epidermis, queda afectada por el mal hábito de tocar los puntos negros, las espinillas y otras imperfecciones con los dedos u otros objetos.

En general el continuo contacto entre el pelo y el rostro no es bueno y aunque el flequillo es una opción fácil para tapar esos granitos que aparecen en la frente, no es una buena idea si tienes acné, ya que la suciedad y la grasa que se acumula sobre el pelo, puede obstruïr los poros y favorecer la aparición de nuevos amigos.

La respuesta es sí, pero debes hacerlo con un maquillaje oil-free y no-comedogénico específico para pieles acneicas. No olvides desmaquillarte antes de ir a dormir, es un paso muy importante ya que por la noche es cuando las células faciales se regeneran y si hay restos de maquillaje en tu piel, puede crearse una barrera e impedir la regeneración de los tejidos, y lo que es peor, la obstrucción de los poros y probablemente te levantes con algún granito nuevo.

Tomar el sol con moderación es bueno para la piel y para el estado de ánimo. Se puede disfrutar del sol y cuidar la piel propensa a las imperfecciones al mismo tiempo. Para ello debes elegir la correcta protección solar. ¡Muy importante si tu piel es propensa al acné! ya que suele tender a la hiperpigmentación. Por eso siempre debes utilizar protectores formulados específicamente para piel propensa al acné, con textura en crema, fluida o geles que sean ligeros. Busca también productos etiquetados como “no comedogénicos”, es decir, que no contengan ingredientes que puedan bloquear los poros o desencadenar las imperfecciones.

Sí, tengas o no acné es muy importante usar protección solar facial cada día, ya que la piel del rostro está casi continuamente expuesta al sol y los rayos UV de forma directa.

El término comedogénico se refiere a productos que producen los famosos puntos negros debido a su textura. La textura que NO obstruye los poros de la piel se conoce como no-comedogénica. Si padeces de acné o tienes la piel grasa este término te sonará ya que es habitual en productos destinados a pieles grasas o con tendencia acnéica.

Los poros de la piel no se pueden cerrar. Sí, sentimos tener que ser nosotros quien te lo digamos, pero hay razones fisiológicas que impiden que esto suceda. El tamaño del poro es diferente en cada tipo de piel y persona. La edad es uno de los factores que más influye en el tamaño, a medida que nos hacemos mayores la piel pierde elasticidad y la capacidad de mantener el tamaño del poro. Pero tranqui. ¡No está todo perdido! Existen alternativas para que el poro parezca más pequeño, como la limpieza de la piel. Un poro limpio ópticamente parece más pequeño. Por ejemplo, una limpieza con exfoliación favorece la renovación cutánea y ayuda a limpiar el poro, además hará que el rostro se vea más luminoso.

El acné fúngico no es acné en absoluto, sino una infección del folículo piloso. Puede ser difícil de diagnosticar, porque a menudo se parece al acné normal. A pesar de su parecido con el acné bacteriano, el acné fúngico es en realidad causado por la levadura (sí, un hongo) que inflama los folículos pilosos de la piel y causa protuberancias similares a granos.
Y para que lo sepas, este tipo de hongo vive en la piel de todos. El problema viene cuando se descontrola y provoca brotes de acné u otras afecciones en la piel, como dermatitis seborreica.
La diferencia entre el acné regular (bacteriano), y el acné fúnico es que mientras que el primero suele variar en tamaño y tiende a presentar puntos negros o blancos en la cara. El acné fúngico generalmente aparece como una protuberancia roja y uniforme en las partes del pecho, parte superior de los brazos y espalda, rara vez en la cara. Otro síntoma típico es que causa mucha picazón.

Todos los productos que encontrarás dentro de la squad de Acnemy son oil-free y no comedogénicos. Y te preguntarás ¿comedo-qué? Los productos no comedogénicos son aquellos que están formulados para evitar el exceso de producción de sebo y la obstrucción de los poros. Y oil-free? traducido del inglés sería “libre de aceite” y se refiere a las fórmulas que no contienen agentes grasos. Graba en tu mente estas dos palabras y usa productos que tengan estas características, tu piel te lo agradecerá.

¡Falso!
Este mito viene dado porque muchas mujeres sienten la tentación de comer dulces o grasas durante el periodo menstrual, lo que suele coincidir con alteraciones hormonales que sí son causantes de provocar la aparición de granitos.

A pesar de que el acné suele estar vinculado a la adolescencia, se trata de una patología que no tiene edad. Lo cierto es que afecta a muchos adultos, y en algunos casos es motivo de una patología subyacente.

Si te aprietas un grano lo único que conseguirás será empeorar las cosas, ya que puedes propagar la infección a otras zonas de la piel y aumentar la inflamación, dejando a posteriori una marca o cicatriz.

Maquillarse no produce granos, lo que provoca la aparición de granos es el uso de maquillaje incorrecto y el no desmaquillarse correctamente.
Por eso, si te maquillas:
- Utiliza maquillaje oil-free y no-comedogénico específico para pieles acneicas.
- Recuerda desmaquillarte bien antes de ir a dormir.

Afeitarse puede ser beneficioso porque ayuda a eliminar grasa, bacterias, suciedad y células muertas. Sin embargo, la cuchilla puede ser agresiva para la piel, por lo que es fundamental desplazarla de manera suave por la cara. También puedes recurrir a un afeitado sin el máximo apurado, por ejemplo utilizando maquinillas eléctricas.

No le pidas peras al olmo. Si quieres lavarte los dientes utiliza dentífrico. Y si lo que realmente quieres es secar un grano para que desaparezca, entonces utiliza Dryzit de Acnemy.